Curtidora Maribona

Industrias

Fábrica de la Curtidora Maribona

Avilés

La Curtidora Maribona fue erigida entre los años 1901 y 1902 por la Sociedad Avilés Industrial, regentada por los hermanos José y Francisco Rodríguez Maribona. Indianos retornados de Cuba, se involucraron en empresas como la Compañía del Tranvía Eléctrico de Avilés, la Banca Maribona o las azucareras de Veriña y Villalegre.

Las instalaciones de la Curtidora Avilés Industrial estuvieron dedicadas desde su entrada en funcionamiento, en 1903, al proceso productivo de curtición, basado en la utilización del cromo. El conjunto arquitectónico está constituido por tres naves de planta rectangular, entre las que sobresale en cuanto a dimensiones y tratamiento la central. Resulta especialmente destacable el juego cromático que introduce el despiece de dovelas de ladrillo rojo alternando con piedra, que de forma reiterada se introduce en los vanos y los ángulos del complejo.

Con la quiebra de la Banca Maribona se inició el declive de la actividad fabril. Tras años de inactividad las instalaciones fueron adquiridas por el Ayuntamiento de Avilés en la década de 1980. Siguiendo el proyecto que, en 1989, elaboraba el equipo de arquitectos integrado por Fernando Nanclares, Nieves Ruíz, Jesús Menéndez y Juan González Moriyón, el conjunto fue objeto de una rehabilitación y acondicionamiento como semillero de empresas.

Arrasadas a consecuencia de un incendio las cubiertas y el interior del edificio, apenas pudieron conservarse algunos elementos estructurales y los muros perimetrales, con especial incidencia en la carga escenográfica de su fachada principal. La estructura del conjunto fue reforzada, se introdujo una reforma de la cubierta, aprovechando parte de las cerchas existentes y se remodelaron los espacios interiores, de acuerdo con las necesidades derivadas de los nuevos usos. En el edificio central se introdujo un corredor en las plantas altas, con luz y ventilación cenital, concebido como espacio de relación y de distribución. Una vez culminadas las obras de rehabilitación, en el año 1995, La Curtidora comenzaba a funcionar como centro de empresas.

Fachada trasera y chimenea

Dovelas de ladrillo rojo y piedra

Fachada principal de la Curtidora