Poblado de Bustiello

Poblado de Bustiello

Santa Cruz, Mieres

poblado de Bustiello (Mieres, Asturias)

Promovido por la Sociedad Hullera Española, el poblado de Bustiello, erigido entre los años 1890 y 1930, constituye un destacado exponente de las políticas sociales desarrolladas en clave paternalista.

En efecto, la Sociedad Hullera Española, dirigida por Claudio López Bru, Segundo Marqués de Comillas, desplegó todos los medios a su alcance para hacer del poblado un microuniverso autosuficiente, convenientemente aislado de su entorno, protegido de influencias externas y en el que poder ejercer un completo control sobre los trabajadores y sus familias.

Bustiello fue concebido como idílico escenario para la vida del obrero ejemplar cuyo esfuerzo, lealtad y compromiso con la empresa se veían con él recompensados. Planificado por el ingeniero de origen francés Félix Parent, director de la empresa, fue dotado con los edificios destinados al alojamiento de los trabajadores además de la iglesia, el sanatorio, las escuelas para niños y niñas, el economato, la farmacia y, para el control del ocio, el Círculo Obrero Católico.

Siguiendo un trazado racionalmente organizado e inspirado en el modelo de ciudad jardín, el poblado da cabida a diferentes modelos de vivienda. La tipología dominante es la casa pareada exenta rodeada de huerto, siguiendo referentes europeos. En cuanto a su localización, tamaño y características formales, los alojamientos responden a una jerarquización espacial en virtud de la categoría sociolaboral de sus moradores. Así, en la zona topográficamente más elevada se sitúan las viviendas destinadas a los trabajadores de mayor cualificación y a los ingenieros de la empresa, mientras que en el plano inferior se disponen las casas de los obreros, de concepción más modesta.

La iglesia, construida siguiendo las trazas de Félix Parent entre 1890 y 1894, constituye el epicentro del conjunto: una monumental basílica de carácter historicista con componentes neorrománicos, cuyo mobiliario litúrgico, altar mayor, púlpito y ajuar, se deben a los Talleres de Arte de Félix Granda. El Monumento al Segundo Marqués de Comillas, obra del escultor segoviano Aniceto Marinas, preside física y simbólicamente el conjunto.

Monumento al Segundo Marqués de Comillas

Grupo de viviendas de obreros

Iglesia de San Claudio y Colegio de Niños