Central de Proaza

Industria

Central Hidráulica de Proaza

Los Puentes, Proaza

Situada en la margen izquierda del río Trubia, en la Garganta de Peñas Juntas, la Central de Proaza fue construida entre los años 1964 y 1968.

La totalidad del diseño, comprendiendo el proyecto arquitectónico, los relieves escultóricos, las pinturas murales del interior, las carcasas para los aparatos eléctricos y el mobiliario quedó a cargo de Joaquín Vaquero Palacios. Resulta especialmente interesante la solución de fachadas de la central, concebida a modo de monumental carcasa. El volumen prismático, con una estructura constituida por grandes soportes y vigas de apoyo para el puente grúa, es recubierto mediante una plegadura de piezas laminares de hormigón visto. La solución de cerramiento, el tono brutalista de las aristadas facetas de hormigón, dispuestas en una superficie quebrada y desarrollable, con enfáticos juegos claroscuristas, genera una poderosa sensación de movimiento.

En uno de los muros testeros se dispone un gran panel escultórico. Lo conforman dieciséis relieves de hormigón de abultado formato, fijados con anclaje y empotrados en el muro, que recogen esquemáticas representaciones de signos que relacionan el hombre y la naturaleza. En el interior, seis pinturas sobre paneles de madera reproducen, sintéticamente, elementos relacionados con la electricidad. Un mural de amplias dimensiones, presidiendo la sala de mandos, representa un campo magnético.

Al igual que en otros trabajos de integración, Vaquero Palacios reutiliza materiales empleados en la construcción, como restos de vías férreas y tubos, para la realización de relieves y esculturas. La escalera que da acceso a los alternadores está realizada en acero y los pasamanos se elaboran a partir del cobre que se emplea para las líneas de alta tensión. La mano del artista se extiende al diseño de las carcasas para los alternadores y al mobiliario del cuadro de mandos, comprendiendo mesas, armarios, lámparas, pupitres y otros dispositivos. Nada queda al azar; función y belleza quedan armónicamente integrados dando como resultado una obra de arte total.

 

Sala de Turbinas

Panel escultórico de Joaquín Vaquero Palacios

Detalle de fachada con piezas laminares